• Equipo Urbia Services

Movilidad sostenible

La experiencia en movilidad eléctrica de Urbia Services contada por nuestro Director General, Tomeu Colom.


La experiencia de Urbia Services en movilidad eléctrica comenzó en 2014 con la adquisición de nuestro primer vehículo eléctrico; un turismo (Renault Zoe 210) destinado al Departamento Técnico de la empresa. Yo mismo fui el responsable de ese vehículo durante varios años, y desde entonces hasta ahora he concatenado ininterrumpidamente diferentes modelos de turismo eléctrico y no he vuelto a usar otro tipo de vehículo en Urbia Services.

A pesar de que hoy en día la implantación del vehículo eléctrico está mucho más extendida, aún son muchas las preguntas y dudas que surgen cuando las empresas se plantean adquirir este tipo de vehículo por primera vez:

  • ¿Se amortizará la inversión con el ahorro en consumo?

  • ¿Será suficiente la autonomía para el uso que se le dará?

  • ¿Dónde podrá cargarse? ¿Qué instalación necesita? ¿Existen puntos de recarga públicos?

  • ¿Son fiables este tipo de vehículos? ¿Qué mantenimiento requieren? ¿Sufren muchas averías? ¿Se encuentran con facilidad los repuestos?

  • ¿Es mejor comprar las baterías o alquilarlas?

  • ¿Habrá resistencia por parte de los conductores de la empresa hacia este vehículo?

Urbia Services adquirió doce unidades de furgón ligero eléctrico en 2015 (Renault Kangoo), para los operarios del servicio de mantenimiento de diferentes edificios en Palma de Mallorca. Tras estos seis años de uso, podemos responder con cierto rigor a muchas de las preguntas descritas.

En nuestro caso, aprovechamos una línea de ayudas del Govern de les Illes Balears dirigidas al fomento de la movilidad eléctrica para la adquisición de estos furgones, por lo que el precio de compra inicial se equiparó al de un furgón de combustión clásico. En cualquier caso, el consumo medio en ciudad de estos vehículos ronda los 15kw/h cada 100kms, que según la tarifa del suministrador puede suponer unos 2€ cada 100kms.

Una de las ventajas más notables es la posibilidad que ofrecen la mayoría de municipios de aparcamiento gratuito en zona ORA para los vehículos eléctricos, esto supone un ahorro económico y de tiempo, además de una gran comodidad.

Respecto a la autonomía, la de los furgones adquiridos en 2015 ronda los 120 kms con una carga completa (siempre dependiendo del estilo de conducción). Hoy en día, estos valores de autonomía han aumentado considerablemente y podrían rondar los 250 kms en el caso de los furgones y los 350 kms en el caso de los turismos. Es evidente, que en algunos casos podría llegar a ser insuficiente, pero planteémonos en cuántas ocasiones un vehículo de empresa realiza más de 200 kms diarios. En nuestro caso siempre ha sido suficiente.

Con relación a la carga, en nuestro caso, se realiza en las instalaciones de Urbia Services en horario nocturno. Tenemos instalados doce puntos de carga murales, que cubren las necesidades de diecinueve vehículos eléctricos. Si hacemos un cálculo, se observará que no es necesario cargar todos los vehículos diariamente, ya que la autonomía es suficiente para alternar la carga cada dos días. En nuestra empresa no hemos necesitado el servicio de puntos de carga públicos, aunque por mi experiencia puedo confirmar que en la mayoría de ciudades son insuficientes para los usuarios que ya han apostado por el vehículo eléctrico.

A nivel de fiabilidad estamos muy gratamente sorprendidos, ya que no hemos tenido problemas con ningún motor de las unidades mencionadas. El hecho de que tengan freno motor, también ha propiciado que no hayamos tenido que sustituir las pastillas de freno de ninguno de ellos. Si tuviésemos que destacar algún problema surgido sería únicamente con el conector de carga. El vehículo eléctrico no encontraremos ni filtros, ni tubos de escape, ni aceites, ni pistones... solo un motor eléctrico accionado con baterías.

Los fabricantes plantean dos opciones respecto con las baterías; comprarlas con un alto coste inicial y el riesgo de asumir averías y pérdida de carga o el alquiler mensual que incluye la reparación e incluso la sustitución cuando se pierde más de un 25% de capacidad. En nuestro caso optamos por esta última opción para evitar posibles problemas, aunque tengo que decir que en estos seis años no se han presentado incidencias.

Nuestros operarios se adaptaron al nuevo vehículo eléctrico inmediatamente, aun siendo automático. La conducción es muy confortable y sencilla.

En resumen, nuestra experiencia es gratamente positiva en cuanto al uso del vehículo eléctrico en Urbia Services. Tanto es así, que hoy en día contamos ya con flota eléctrica en Palma, Hospitalet de Llobregat, Barcelona, Madrid y Granada, y queremos seguir ampliándola en cada ciudad y proyecto en el que trabajamos.

En nuestra apuesta por la sostenibilidad estamos trabajando, también, en un proyecto complementario para este 2021; la instalación de paneles fotovoltaicos en nuestras instalaciones para que la recarga de nuestros vehículos provenga de energía verde.

Por todo lo que os he expuesto, os animo y os animamos desde Urbia Services a dar el paso hacia una movilidad más sostenible.


#ElLatidoInvisibleDeTuCiudad

15 vistas